Parque Natural de Somiedo

Compra tu guía de viaje en la Casa del Libro

El Parque Natural de Somiedo se extiende por 29.122 hectáreas dentro de la Cordillera Cantábrica, superfice conocida como manto de Somiedo, con un sustrato de formaciones silíceas (pizarras, areniscas, cuarcitas) y carbonatadas (calizas y dolomías).

Lenguas de hielo formadas durante el cuaternario en las zonas mas elevadas crearon valles en forma de "U" como los de Saliencia y Ajo.

Los principales ríos que surcan el territorio son el Somiedo, el Pigüeña, el Valle y el Saliencia. Existen, ademas, numerosos lagos y lagunas, entre los que destacan, por su tamaño y emplazamiento, los lagos de Saliencia (La Cueva, Calabazosa y Cerveiriz) a 1.600 metros de altitud, y el Lago del Valle.

Este último conocido por los lugareños como Tchao o Tchagu, es el más extenso de Asturias y ocupa la de un valle glaciar situado a 1.580 metros de altitud, la pie de los picos Albos y la Peña La Mortera; en sus origenes tenia unas dimensiones muy inferiores a las actuales (23,7 ha de superficie y 50 m de profundidad maxima), pero el embalse de las aguas con vistas a producir electricidad en la central de La Malva ha provocado su posterior agrandamiento. La pronunciada diferencia altimetrica de la zona , que oscila entre los 2194 m sobre el nivel del mar del pico El Cornón y los 400 metros de Aguasmestas, conjugada con la climatología, han dado como resultado un terrotorio que brindó ya a sus primeros pobladores unos habitats concretos en los lugares mas resguardados de los duros inviernos y una naturaleza que ha determinado unas formas de vida basadas en la agricultura de montaña y la trashumancia.

El paisaje de Somiedo aparerce tapizado de pastos rotacionales o brañas, donde se han edificado las cabañas de teito y los corros, adaptación al agreste medio de familias de vaqueiros de alzada que acuden a sus respectivas brañas con el ganado. La economía de la zona se apoya también en el turismo rural y los recursos naturales en estado puro donde podemos disfrutar de paz, descanso y de una gastronomía típica.